jueves, enero 30, 2014

fin del viaje



Me he dado la vuelta varias veces y sigue ahí. Si me girara de nuevo, sé que lo vería en el mismo lugar quieto, sólo,  mirándome fijamente, entre la muchedumbre de este inmenso hall del aeropuerto internacional de. 

Prefiero no hacerlo. 

Prefiero...  Elijo seguir por el pasillo, en mi propio silencio abismal, dejándome llevar por los que empujan la fila de viajeros hacia las puertas de salida a la pista. Porque si me vuelvo y vuelvo a encontrar sus ojos, no seré capaz de subirme al avión y haré de esta ciudad mi hogar.

6 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Mucha voluntad se necesita para eso...

TriniReina dijo...

Entonces no es que prefieras es que no queda otra y elijes marchar...

Saludos

Clara Carrazco dijo...

Hay lugares y ojos que se hacen hojar del alma... De eso no se escapa.
No hay salidas, ni aviones.
Cómo te entiendo.

Rey muerto dijo...

Hola Toro, más que voluntad son situaciones con una única salida. El resto no se contempla como posibilidad. Gracias por leer y comentar.

TriniReina: ya digo eso mismo, "Prefiero... Elijo" ;)
Pero hay circunstancias en que uno no puede elegir, ¿no te parece? Abrazo y gracias por tu visita.

Clara: exactamente así. Tú lo expresaste merjor que yo!! Abrazos :)

Amapola Azzul dijo...

Muy bonito , me gustó.
Un beso.

frank-h dijo...

la gran injusticia de la vida
mientras no dominemos los viajes astrales